Alarga tu mirada con pestañas postizas

pestanas_postizas

¿Quieres una mirada más intensa y penetrante? Completa tu maquillaje de fiesta con unas pestañas postizas, ¡serán tus mejores aliadas!

Cómo colocar unas pestañas postizas

Es sencillísimo, solo hay que pillarle el truco. En cada paquete vendrán las pestañas postizas y su pegamento especial que ya te adelantamos que no es dañino para el ojo, está especialmente diseñado para esa zona y pega las pestañas a la perfección.  Solo tienes que aplicar en el borde de la pestaña postiza un poco de pegamento y después colocar sobre el nacimiento de la tuya, manteniendo la forma natural del ojo. Presionamos un poquito y ¡listo! Una mirada de infarto en apenas 5 segundos.

Pero si las quieres colocar como una auténtica profesional entonces te recomendamos que sigas los siguientes pasos:

1. Medimos la pestaña. Si es más larga que nuestro ojo deberemos cortarla, siempre del final de la misma.
2. Le damos un poco de forma para que se curve. En la caja suelen venir casi rectas y si las pegamos directamente corremos el riesgo de que se nos despeguen las puntas.
3. Aplicamos el pegamento. Lo mejor es coger un pincel fino, o uno biselado e ir aplicando suavemente por todo el borde el pegamento. Haz hincapié en las puntas.
4. Con unas pinzas, cogemos la pestaña y la colocamos lo más cerca que podamos de nuestra base de nuestras pestañas naturales y en el centro. Con las pinzas colocamos bien las puntas en el principio y final de nuestras pestañas.
Con un palito de naranjo (de los que se usan en manicuras) vamos colocando poco a poco la pestaña y confudiéndola con la nuestra.
5. Aplicamos máscara de pestañas para fundir la natural con la postiza.
6. Un truco: para que las pestañas postizas no se noten nada, te recomendamos que maquilles antes tus ojos con un sencillo delineado en la base de las pestañas superiores y hagas lo mismo con la base de las pestañas antes de aplicar el pegamento.

Ya sabes cómo poner las pestañas postizas como lo haría un profesional, ahora sólo tienes que decidir en qué ocasión las vas a lucir: a diario, en una fiesta, en un concierto o te vas a disfrazar. Descubre todo lo que puedes hacer con ellas en nuestra galería «Novedades en pestañas postizas«.

Tendencia de maquillaje: Estilo vamp

El estilo más barroco está de moda y en maquillaje la tendencia continúa. ¿Preparada para convertirte en una vampiresa?

Labios granates, burdeos, morados y violetas, tonos vino e incluso negros marcan la tendencia de maquillaje más atrevida de la temporada. Lo puedes comprobar sólo con echar un vistazo a los últmos looks de la celebrities en la Semana de la Moda en París o London.

Para tu maquillaje de ojos, los tonos negros son la clave. Pero esta tendencia de maquillaje va un paso más allá de los smokey eyes y las sombras se extienden incluso por debajo de las pestañas inferiores. Un look que no necesita antiojeras, ni blush. Olvida las mejillas rosadas o los tonos melocotón tan favorecedores que nos trajo la primavera.

El look vamp es para las más atrevidas pero en cuanto lo pruebes, no querrás lucir otra tendencia de maquillaje. Te enseñamos cómo las celebrities adaptan la tendencia vista en la pasarela en nuestra galería «Maquillaje vamp, de la pasarela a la alfombra roja». ¿Convencida?

El Halloween más sexy «beauty»

Convertirte en monstruo no tiene necesariamente que afearte, tenemos para ti algunas propuestas que vimos en los backstages para que los emules y los adaptes de tu estilismo más terrorífico. Toma nota.

Es la versión chic de ojos amoratados y ensangrentados, vista en el desfile de Vivienne Westwood.

Emular a un ser venido de otro planeta es posible con propuestas como la que nos mostró Gareth Pugh.

Un maquillaje marcado en los ojos y el rostro muy pálido es perfecto para disfrazarse de Bruja. Lo vimos en Aganovitch.

Los zombies no tienen por qué resultar poco favorecidos, un ejemplo es éste de Anna Sui.

Disfrazarse de ‘vieja loca’ es una opción, con este look de Vivienne Westwood lo logras.

Otra buena propuesta de zombie es ésta que potencia el blanco en las cejas. En Bassp-and-Brooke.